LA FÓRMULA PARA LOS DESAYUNOS A LA VUELTA AL COLE

LA FÓRMULA PARA LOS DESAYUNOS A LA VUELTA AL COLE

Quiero compartir mi fórmula infalible para los desayunos infantiles en casa, porqué SÍ, este también ha sido nuestro tema estrella durante algún tiempo, y entiendo que a veces, como padres/madres/tutores, te ves en un momento de debilidad, y cedes a que desayune aquello que tu, en el fondo ya sabes que no es lo mejor. Así que la frustración diaria, la falta de ideas, y lo que nos han metido en la cabeza cómo “desayunos ideales y llenos de energía”, pueden hacerte sucumbir.

Pero esto no es una lucha, no se trata de vencer ni perder, se trata de entender y encajar.

El nuestro ha sido un camino de prueba-error-prueba-error-prueba-acierto. Así que ante todo tómate esto como una aventura, con ilusión y ganas de descubrir cuál es la mejor fórmula para tu peque.

Pero, ¿por dónde empezar?

Empieza por ti.

Empieza por convencerte firmemente y sin ningún lugar a duda que los “cola-caos”, “neskuiks”, cereales (aunque sean orgánicos), la bollería, los bricks de zumos, las tortitas de arroz y las galletitas con formas, NO SON PARA NADA SALUDABLES, y lo sabes! Pst! Eso no es alimento, son productos llenos de cosas que no nos interesan. Te recomiendo que visites www.sinazucar.org porqué vas a flipar.

Nada de culpas

Que no, que no, que no pasa nada, lo hacemos lo mejor que podemos, así que llegados hasta aquí vamos a hacer un punto y aparte. No vamos a sentirnos culpables, ni de coña, vamos a ponernos a hacer cosas, eso sí, hay que hacerlas porqué sabiéndolo no podemos escudarnos en “oye, yo, de toda la vida, he desayunado esto y no me ha ido tan mal”. Ni de coña, otra vez. (enlace al artículo de La Vanguardia)

La fórmula mágica

Lo que yo he descubierto es la siguiente fórmula que comparto contigo:

DESAYUNO SALUDABLE = ALIMENTO + NO MARQUETING

Hay una manera infalible de saber qué es saludable y que no de manera general y que es escoger ALIMENTOS en lugar de PRODUCTOS. Mi hermana siempre me dice que cualquier alimento que tus antepasados no reconocerían no es alimento. Tu bisabuelo reconocería una manzana no unas tortitas de arroz cubiertas de chocolate.

Esta es la primera variable y muy importante porqué creo, sinceramente, que es el criterio “number one” que deberíamos aplicar a nuestra compra semanal.

Pero para mi, la variable más importante y la que supuso un verdadero punto de inflexión en los desayunos en casa, fue olvidarme de todo lo que nos habían vendido, martilleado en la cabeza e incluso lo que yo, de toda la vida, de pequeña, había desayunado, leche con galletas. Pero debo confesar que fue mi hija la que me abrió esta puerta.

Esto ocurrió una mañana, después de semanas intentando fórmulas de desayuno que no acababan de funcionar. Esa mañana le ofrecí una rebanada de pan bueno con algo, y una mañana más me dijo que no le apetecía, y yo, un poco desesperada y aterrada por la idea de que fuera al cole sin desayunar, le ofrecí, pensando que no tendría éxito, un poco de la sopa de cebolla con pasta que había sobrado de la noche anterior.

Mama, sí! – me dijo.

Y entonces mi cabeza hizo un click tan heavy que fue como ver la luz, de pronto entendí todo, y empecé a respirar y tuve la certeza de que habíamos llegado a la fórmula mágica.

Des de entonces, cuando cenamos, acostumbramos a comentar, “¿esto lo dejamos para desayunar mañana? Sí o no.

Sopa, patatas hervidas con huevo duro, unos garbanzos estofados,…y siempre tengo algo de pan con algo para poner encima, salmón ahumado ecológico, un hummus, un poco de queso, por si ese día le apetece algo distinto. Un desayuno de cuchara, eso es! Y ¿porqué no?, tengo la intuición que un plato de patata con huevo va a ser más nutritivo que un bol de leche (con azúcares), colacao (con azúcares) y cereales (con azúcares).

Para la escuela, una pieza de fruta y listos! No sabes la de preocupaciones que nos ahorramos.

Al principio pensé que sería cuestión de un día, pero con los días me he dado cuenta que como mayores/padres/madres omitimos algo esencial, el dejar que ellos nos guíen, porqué aún no están tan condicionados, o no lo suficiente, y resulta maravilloso ver cómo sus decisiones surgen del sentir y acaban siendo una gran verdad.

En esta cuenta de IG, comparto los desayunos de nuestra hija.

También te recomiendo que le eches un vistazo a los vídeos de you tube de Juan Llorca, hace poco publicó 50 ideas de desayunos.

Por favor, rompe esquemas, si crees que desayunar un plato de garbanzos es una locura, puedes contestar sinceramente ¿por qué?

Míriam Fontanet

Tags:


Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar